¿Qué esta pasando en la Universidad de Sevilla?

Interesante comentario de ex-alumno.
Lástima que no tenga enlace a su blog.

La Ciencia y sus Demonios

Esta es una pregunta muy genérica dentro de una más global que podría ser ¿qué está pasando en las universidades españolas? De nuestras universidades llegan constantemente buenas y malas noticias. Se investiga mucho y bien, pero por múltiples razones ninguna de nuestras universidades se encuentra entre las 100 primeras universidades del mundo, de hecho la primera clasificada es la Universidad de Barcelona y ocupa un lugar cercano al 200. A eso contribuye unas estructuras obsoletas y enormes herencias del franquismo que eliminaron a eminentes científicos de raíz sustituyéndolos por admiradores del régimen cuyo único “mérito” era el del chivatazo y la creación de cortijos de taifas de difícil desmoronamiento, incluso hoy día. Quien quiera saber más sobre el tema le recomiendo la obra de Jaume Claret Miranda titulado “El atroz desmoche: la destrucción de la Universidad española por el franquismo, 1936-1945).

Ver la entrada original 404 palabras más

Anuncios

Guía para no dejarse deslumbrar por los charlatanes (I)

Una entrada de Manuel, colaborador del blog La Ciencia y sus Demonios.
Una pequeña ayuda en la lucha contra el parasitismo intraespecífico.

La Ciencia y sus Demonios

charlatan

1. Si yo tuviera…

Los charlatanes se comportan como lo que son: vendedores. Por tanto no ha de sorprendernos que intenten cualquier estratagema para colocarnos su producto, ya sea comercial o ideológico. La estrategia que llamo “si yo tuviera” tiene tres partes muy bien diferenciadas: la primera consiste en generar desamparo y ansiedad, la segunda encontrar un “hombre de paja”, un presunto culpable de dicha ansiedad para, por último, presentar una solución definitiva al problema que causa dicha ansiedad. Por supuesto, la empatía manifestada en las dos primeras etapas hacia quien las cuenta son tan intensas que ensombrece nuestra capacidad crítica, olvidando el pequeño detalle de exigir que la solución propuesta demuestre la eficacia que promete. De hecho, las soluciones presentadas tampoco funcionan (lo siento, este mundo es así de complejo), pero para cuando se quiere uno dar cuenta ya te la han colado. Expondré algún ejemplo.

Ver la entrada original 1.267 palabras más