NEW AGE 2.0 – Vidas ejemplares

Yo quería, pero no, no caben en el titular:

Jaimito el Humilde, El Agüelo en Salmuera;

La Morena al Natural, el Horticultor Afable, el Homeópata Chiflado;

Violeta la Bella y el Sordo a lo Bestia;

La Monja que Estudió, y de Poco le Sirvió; El Cura Asilvestrao

El Rey Encelado; Fernández Capüllo

La llamaban “Trinidad”, y El Hermano que Volvió del SIDA (de incógnito)

Alicia la “Milnombres”, reportera a su aire

¿Me olvido alguno? Sin duda, son t@nt@s, de tantos colores…

Son  parte de la Naturaleza; en un ecosistema propio, cerrado, cada uno en su nicho ecológico correspondiente, sin competir, en perfecta simbiosis.

Pero, ¡ay! esa señora tan seria, de nombre tan feo, que no les apoya en su afán.

Maldita entropía, reina inflexible en este imperfecto mundo físico, trampa temporal de tan excelsos Seres de Luz, mundo físico que ellos denuestan y del que reniegan.

Pero esa Naturaleza sabia, hermosa en todas sus facetas, dulce con todas sus criaturas, que a todos prodiga sus mieles, a ellos, ¡mira qué cosas! se las niega. Y les obliga a vivir como  fieras depredadoras para conseguir el sustento, que todos los demás seres consiguen por medios sublimes: el Amor, la Harmonía (sí, Harmonía, con hache; sin hache no Halimenta el Hespíritu, Himbécil, cabestro, Hidiota), la Luz del Sol, el Orgón, la Orina Sagrada de  la Diosa Parvati.

Y muy a su pesar, han de dejar paso en su Nirvana Imperfecto a todo lo malo de la Humanidad, Para lograr, de ellos, su sustento: los tullidos, los locos, los cansados; los cancerosos, los sidosos, las víctimas del progreso; autistas, diarreicos, estrábicos.             A cambio de su curación, esos Seres Divinos, presos en esta Dimensión, pueden sobrevivir, aunque sea indignamente.

Vamos a conocerles. Es hora de mostrar al mundo la injusticia que sufren. Su abnegado sacrificio por los dolientes de nuestra especie.

A ver si de este modo, se consigue que su hábitat se declare Reserva Protegida. Que se regulen estrictamente sus visitas. O que se prohiban ¡qué hostias!

Y que, igual que a los  buitres, se les alimente artificialmente, con los restos putrefactos de los que ya han muerto. Su casa sería, así, algo más acorde con lo que frecuentan las aves carroñeras: un pestilente muladar donde nadie quiere acercarse.

Ven, acompáñame. No sé cuántos capítulos tendrá este documental. Pero espero que te guste. El blog está pensado para ellos, también. El nombre lo dice bien a las claras.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

, y la P.M. que los parió

Escribe algo si tienes ganas

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s