Una revisión taxonómica: la femifauna

 

 

A modo de introducción, explicaré algunos términos científicos necesarios para la comprensión de este articulillo.

En Biología, existe un apartado llamado Taxonomía: de forma simple, esta rama se ocupa de la clasificación de los seres vivos. Esta clasificación es una referencia, una herramienta, para poder estudiar, a partir de ella, con ayuda y apoyo de otras herramientas, a los seres vivos.

Si tienes curiosidad por saber más, puedes ir al Glosario, en el que hallarás enlaces con información.

Conviene aquí aclarar un punto: se tiende a confundir a la Taxonomía Biológica con la Sistemática Biológica. Aunque ambas están íntimamente relacionadas, no son lo mismo.

La Taxonomía es una especie de base de datos, de carácter descriptivo, mientras que la Sistemática tiene un objetivo más amplio, interpretativo: conocer, además de los caracteres descriptivos de cada especie, cómo ha llegado al lugar que ocupa en su apartado taxonómico.

Así queda aclarado (espero) uno de los puntos del título.

Antes que nada, un aviso para los que tenéis la piel fina: leed y entended lo que escribo antes de comentar. Dos, tres veces, si es preciso. Os ayudará en dos cosas. Evitándoos un berrinche, por un lado,  y que quedéis como idiotas haciendo comentarios incoherentes, por otro.

Ya hace tiempo que se acuñó el neologismofeminazi”: se utiliza para designar a aquellas personas que, convenidas  de que así demuestran lo socialmente comprometidas que están, se dedican a rasgarse las vestiduras, a lanzar improperios y a descalificar, por el método de la falacia, a todo aquel que tenga la osadía de criticar a otra persona, siempre que esta última pertenezca al sexo femenino.

Usando la falacia, evitan, de forma eficaz, desviar la atención del que es el núcleo de la crítica, es decir, si el oponente tiene o no razón, o argumenta de mejor o peor manera.

Se trata, en este caso, de la falacia ad hominem: atacar el argumento por la vía de desacreditar al oponente.

Un ejemplo sería el siguiente:
Luis dice que Juan miente
Luis es un ladrón, luego
Juan dice la verdad

 

Y ahora vamos a ver unos ejemplos genéricos.
Mariano afirma:

Laura no debería conducir, porque las mujeres no tienen reflejos

Una persona con una capacidad intelectual media, o incluso media-baja, mostraría su desacuerdo, diciendo:

Mariano, ¿Qué tiene que ver el sexo con la  habilidad?

De entre los anteriores, un feminista, hombre o mujer, podría ser algo más incisivo y decir:

Está claro, Mariano, que a usted le mueve algún prejuicio machista al decir semejante idiotez

Un/una feminazi diría en este caso lo mismo que un/una feminista, quizá, en tono más airado, pasando, por tanto, desapercibido.

Pero vamos a analizar el siguiente ejemplo

Francisco dice:

Laura no debería conducir, porque no tiene reflejos

Pueden darse dos casos: Laura es la vecina del tercer piso, segunda puerta, de un edificio situado en una calle de un barrio no muy lujoso de una ciudad cualquiera.

En este caso, es muy probable que ningún feminazi llegue a enterarse del asunto, porque su hábitat suele ser más selectivo. Previsiblemente, Laura se quedará sin su abnegado defensor.

Segundo caso: Laura es una mujer conocida, que no pública. Una activista, una periodista, una escritora… famosa, que sale en los medios.

Ninguna persona, aún feminista convencido, con su capacidad de comprensión intacta, podrá alegar que Francisco es machista. Podrá, como mucho, sospechar, que no ve a Laura con buenos ojos, por motivos políticos, envidia…

Pero en este caso, un o una feminazi encuentra el gatillo, un mecanismo, escondido en lo profundo de su masa cerebral, que se dispara automáticamente:

A Francisco, lo que le pasa, es que no respeta a las mujeres. Debería darle vergüenza, es mucho lo que Laura ha hecho, para que ahora un machista como él la ataque de este modo

Al fin y al cabo, lo que Francisco pone en duda no es lo que Laura haya hecho como mujer, sino lo que podría hacer como persona inhábil para una capacidad concreta, pero eso, como en toda argumentación falaz, es secundario.

Y como oigo pensar, sé que te preguntas en este punto:

¿Y bien?¿Has dicho algo nuevo? Eso ya lo sabemos todos

De acuerdo. Pero sé que muchos no sabéis definir un femiacomplejado, y deslindarlo de un feminazi, o distinguirlo de un simple calzonazos, cuando lo escucháis. Sí, porque un femiacomplejado no se detecta por ningún carácter fenotípico aparente.
Un femiacomplejado puro es  indetectable si no abre la boca o escribe, y sólo en relación con lo que he expuesto antes.

Un femiacomplejado no es exactamente un calzonazos: aquél que no sabe enfrentarse asertivamente a las exigencias excesivas o a las burlas de su pareja. Puede perfectamente llevar ese aspecto con normalidad.

Tampoco, necesariamente, un feminazi es un femiacomplejado:
El femiacomplejado es un individuo, de sexo masculino, con complejo de culpa, por la situación social de inferioridad de las mujeres, y que intenta contrarrestar ese sentimiento, señalándose él mismo, a modo de icono inmolatorio, como infame causante, aunque involuntario, de esa situación de repudio.

Parece, a primer vistazo, un moderno Jesucristo ad hoc, que se inmola en tu nombre para reparar el daño, pero a diferencia de aquél, que lo hizo perdonando, el femiacomplejado te señala en su acto, dejando claro que el ofensor eres tú.

No es demasiado difícil, por lo tanto, reconocer a un femiacomplejado. Pero no todos son tan obvios y, como cualquier ser vivo, algunos aprenden estrategias para no ser detectados y evitar ser blanco de escarnio por parte de los machos α.
(Y de los machos y hembras normales; no estamos hablando de etología)

Aún así, hay varios signos que pueden alertarnos al respecto, y aquí voy a exponer uno muy característico. Se trata del uso del vocablo machíto. El acento es puramente enfático. Trata de ayudar a entender la forma particular de pronunciarlo

Así pues, taxónomos, psiquiatras, biólogos, sociólogos; todos los que podéis necesitar de esta útil herramienta, podéis usarla en vuestro quehacer sin temor a que os reclame royalties. La pongo a disposición de toda la comunidad científica. Me mueve, como a otros inquietos les movió en su momento, el prurito investigador, el afán de ayudar, con altruista renuncia a mi personal beneficio.

Tan sólo pido, como es de buen uso, a modo de cortesía, que citéis esta fuente en vuestras publicaciones.

No quiero finalizar sin agradecer expresamente al inspirador de mi descubrimiento, al que activó las neuronas que me evocaron mis experiencias pasadas. No conozco su nombre, así que sólo puedo agradecerle de esta manera:
Gracias, amigo sin nombre.

Anuncios

A Catalina Catafulco

Hola, Catalina.
Como agradecimiento a la inspiración que me brindas, estrenas esta sección del blog, que también te dedico.

Acabo de recibir este comentario tuyo, en la sección del blog Porque tú lo digas
Te contesto en esta entrada a tus preguntas, he realzado en negrita cursiva lo que he considerado relevante y he indicado mis respuestas en color morado para que te sea más fácil entenderlas.

Hijo querío.
Tengo eda pa sé tu mare, me desculpas la inoransia, pero lo que bale es la intension y el corason entre los sere umanos.
>>ARRANCABOINAS RESPONDE:
La ignorancia no es algo de lo que haya que disculparse, Catalina, y en todo caso, no es un trastorno irreversible, tiene varios tratamientos muy eficaces<<
Dise mi hija que trates de viriguar tu fatigas se va con terapia de osijeno, si es asin mira de fortalecé tus globos rojos, que por ay es eso, o quisaz algo que los este afetando demasiado, o que el es-tres o algo asi que me dijo la maca.
Tambien dise que si eres marica te sosiegues un tiempo pa ver si te compones, si ves que estar mejorsito pues aste machito como dios manda y ya,quisaz tengas mucha energia pa las mujeres, que ya veras como te gustan al tiempo, yo no te prometo nada porque ya estoy muy bieja, pero me gustaria alludarte si puediera, por eso que no puedo, pero vamos, que si insistes…

>>ARRANCABOINAS RESPONDE:
Catalina, te se agradece la ayuda, de verdad. Como bien dices, lo que bale es la intención, lo que pasa es que para poder ayudarme, tienes que ejercitar mucho aún tu ojo clínico, porque precisamente, mi problema (si es que a eso se le puede llamar problema) es el contrario. Para que me entiendas, más que atracción sexual hacia las personas de mi propio sexo, lo que tengo es una extraordinaria sensibilidad hacia el sexo femenino, y una simpatía innata que me hace atractivo a muchas de mis amigas y conocidas. Si además hubiera tenido la suerte de nacer guapo, es muy probable que mis huesos estuvieran ya descansando bajo tierra por haber cumplido con la limitada  vida útil de que todo organismo vivo dispone.  No sería yo, en caso de necesitar la clase de ayuda personal que me ofreces, tan poco galante como para rechazarla por tu edad. Tampoco soy ya un jovenzano, y no me guío sólo por la turgencia de las carnes para aceptar o rechazar un ofrecimiento ¿Qué iba a ser del caldo si desapareciesen las gallinas viejas?<<

Tambien ay un produto (Se escribe podructo, Catalina) que ablan mucho en el internete, pero aora no me lo arecuerdo, que se mescla junto con el otro produto y que te da una juerza de la ostia que veas tu como te pone, y te quita lo marica y el virus de la dislesia de los ojos, y un chorro de porquerias de la sangre y la celula umana, o lo partojenos que no se bien como es el cuento, pero vamos que no seas gilipollas   y te dejes morir por aserte caprichoso de no querer tomarlo que entre morirse y matarse da igual, y me dicho mi hija que no es mucho parné.
ay te escribi mi mail que me iso mi hija, (¿Cuál de ellos es, Catalina, lolitaespectaculos@hotmail.com , o  danielciscar@hotmail.com?                                      He recibido ofrecimientos cariñosos de los dos) pero no te abuses pa mandame a decí cosas guarras que soy una viuda desente desde ase 23 años y yo en mi juventú era muy ermosa, pero no pa que me falten al respeto, y que me he casao virgen, bueno casi virgen, pero eso a ti no te interesa.
Y a ver majo si me escrives algo bonito pa mi aniversario de viudedad.
Á oye, tu tienes consultorio sintimental? porque tengo un rollo con un viejo jubilao que me jode demasiao y no se que hacer, pero parece que tiene pasta y como ya mi refrijerador esta pal jubilazo, quiero unos consejos pa que me compre uno nuevo, que te parese?, ademas tiene una ija que es una jueputa que solo le saca pasta y nunca lo visita ni le quiere, entonces que me de algo a mi que te parese es lo mas justo verdá?

Como me parece atisbar en tu mensaje algo de enojo poco disimulado y de lascivia mal contenida, acepta de mi parte este consejo: Hay que adaptarse a las circunstancias de cada momento de la vida. Aprovecha lo que quede de tu jubilado, y utiliza tus artes para ganarte la confianza de su hija. Ese podructo de dos componentes que mencionas, convenientemente dosificado, te puede servir mucho más de lo que imaginas, tanto para transformar a tu ya cansado jamelgo en un brioso semental, como para doblegar a su incómoda hija a tu voluntad. Y, llegado el momento, te puede ayudar a apartarlos, a ambos, de tu camino. Esta es, y ha sido siempre, la habilidad que se atribuye a las brujas: el dominio en la fabricación y uso de pócimas y bebedizos. Tan sólo tienes que adaptarla a los nuevos tiempos.

No dudes en preguntarme. Estoy a tu disposición para ayudarte en cualquier otra duda que te surja.

Competencia desleal

Destacado

Ya he publicado en una entrada anterior mi condición de charneguillo,
o sea, hijo de inmigrantes andaluces nacido en Catalunya. He pasado casi toda mi vida aquí, y nada en mi acento delata el origen de mis padres.
Por supuesto, sé hablar en catalán desde que era adolescente, y aprendí hablando con los amigos, porque en aquel tiempo aún no se enseñaba en la escuela, pero nunca he encontrado razón para hacer de ello un estandarte que me muestre como miembro de un grupo. Eso no impide que me escuezca bastante leer y oír opiniones , y no siempre procedentes de políticos, que intentan convencer a los demás de la maldad intrínseca de quienes defienden el uso de su lengua materna (tanto el catalán, el euskera, el castellano, o cualquier otra que se ponga a tiro) como una parte de su cultura, personal o de grupo.
Pero hay otra categoría de personajes, que más que indignación me producen risa. Me refiero a aquéllos que, por razones de vecindad, se ven obligados a deslindarse de manera tan precisa como sea posible de cualquier relación con el molesto vecino y su cultura. Por desgracia para ellos, entre los integrantes del pueblo o grupo al que dicen representar, siempre hay algún gorrino mal capao, que no sólo les hace la puñeta llevándoles la contraria, sino que se toma la intolerable libertad de reírse de ellos a mansalva, ajenos a cualquier asomo de misericordia, de lo que en rigor, no es más que el reflejo de una respetable opinión.
El siguiente artículo es un claro ejemplo de lo que digo, al tiempo que sirve de ilustración de la socarronería aragonesa, a la que yo profeso una gran reverencia, por los buenos momentos que he pasado gracias a ella, en compañía de mis amigos aragoneses, a los que siempre permitiré que me llamen apreciativamente “polaco” o, los más íntimos, “puto polaco
Espero que os riáis tanto como me he reído yo.
Por cierto, como el artículo no es mío, no aparecen las casillas para calificarlo ni compartirlo.
Si te gusta, te sugiero que visites la página original, pulsando el enlace, en y lo hagas allí.

………………………………………………………………………………………………
………………………………………………………………………………………………

LAPAO, LAPAPYP y LAPOLLA

Mapa lingüístico de Aragón, año 2013. Significado de los acrónimos

Mapa lingüístico de Aragón, año 2012

Las Cortes de Aragón acaban de parir una ley que, como filólogo y aragonés, me abochorna profundamente. Se intitula Ley de uso, protección y promoción de las lenguas y modalidades lingüísticas propias de Aragón y se aprobó el pasado 9 de mayo de 2013. Siguiendo las prácticas consuetudinarias de la política patria, esta nueva ley de Lenguas surge como reacción a la anterior Ley de Lenguas aprobada por el anterior ejecutivo autonómico en la pasada legislatura (2009).
En esta nueva ley el legislativo aragonés se la ha cogido con papel de fumar y en un alarde de virtuosismo lingüístico sin precedentes se ha sacado del magín una serie de requilorios y perífrasis para nombrar las variedades lingüísticas que se hablan en la región. Que conste que los acrónimos que se han popularizado no figuran en la norma, sino que se han construido a partir de lo que se recoge en el artículo 5 de la nueva ley. Pero para los no iniciados en la cacofónica diarrea acronímica surgida al socaire de esta nueva ley les informo de que oficialmente en Aragón hay dos “Zonas de utilización de las lenguas y modalidades lingüísticas propias”: la Lengua Aragonesa Propia del Área Oriental (LAPAO) y la Lengua Aragonesa Propia de las Áreas Pirenaica y Prepirenaica (LAPAPYP).
Esta nueva ley deja al albur de la socarronería aragonesa el completar la denominación de la lengua que se habla en el resto del territorio no concernido por el engendro legislativo, postulándose como firmes candidatos dos glotónimos: LAPOLLA (Lengua Aragonesa de Otros Lugares Lindos de Aragón) o LAOSTIA (Lengua Aragonesa de Otros Sitios También Interesantes de Aragón). Ambas denominaciones cuentan con la ventaja de que se les puede añadir el complemento “en vinagre” sin violentar mucho los usos lingüísticos habituales.
He indagado quiénes han podido ser los asesores lingüísticos que, a pachas con los retorcidos asesores políticos, han perpetrado semejante fechoría, pero no he dado con ellos. Supongo que a estas horas este peligroso comando de activistas lingüísticos se habrá pasado a la clandestinidad y sobre ellos pesará la correspondiente orden de búsqueda y captura.
Todo este esfuerzo elusivo ha sido motivado para evitar mencionar los términos que un lingüista llama con total naturalidad aragonés y catalán; o lo que en román paladino se ha denominado siempre con total normalidad como fabla o chapurriáu respectivamente. Semejante alarde perifrástico no se conocía desde los tiempos de Góngora y sus secuaces.
En realidad, todo este esfuerzo elusivo se ha realizado para evitar mencionar un único término: el catalán. He realizado una búsqueda de la voz “catalán” por el pdf de la nueva ley y la contestación es la esperada: “Reader finalizó la búsqueda del documento. No se encontró ninguna coincidencia”.
Es tal la catalanofobia que profesa cierto sector de la clase política aragonesa que, con tal de desalojar el catalán de la cultura aragonesa por considerarlo un hijo bastardo, ha sido capaz de sacrificar hasta al hijo legítimo, el aragonés. Digo yo que, si se trataba de eso, en lugar de tanto articulado y tanta disentería de siglas se hubieran quedado más a gusto si hubieran preparado una ley con un artículo único que dijera: “Se prohíbe hablar en polaco. Y punto”.
Lo de esta ley recuerda a la famosa facecia medieval de aquel rey que, harto de las querellas continuadas que se cruzaban dos envidiosos, resolvió conceder por duplicado el deseo que cada uno le formulara. Era tal la envidia que se profesaban que el primero se hizo sacar un ojo para que al otro le sacaran los dos; y el segundo se hizo amputar una pierna para que al otro le amputaran las dos. Pues así han procedido con esta ley: con tal de no mencionar el catalán, la nueva ley ha sido capaz hasta de sacrificar el aragonés.
Dejando a un lado la ironía, estos mismos diputados que se arrogan la defensa de las peculiaridades lingüísticas de Aragón han demostrado que, además de sentido común, carecen del más elemental conocimiento de lo que ha sido la cultura lingüística del Reino de Aragón desde los tiempos de su formación.
Delante de mí tengo una copia del acta mediante la cual se procedió a la segregación de la judería de la villa zaragozana de Tauste, cerca ya de Navarra, en cumplimiento de la orden regia (A.C.A., Real Cancillería, Reg. 2448, fols. 72v.-74). Está fechada el 12 de julio de 1414 y la redacta un notario leridano llamado “micer Francesch Ferrer”. Está escrita en catalán, un catalán del siglo XV, similar al de Tirant lo Blanc. Sabido es que en la práctica cancilleresca de los Reyes de Aragón todos los documentos se redactaban por duplicado, uno en catalán y otro en el castellano de la época.
Y no pasaba nada, porque la convivencia de lenguas se entendía como algo normal. Sin embargo, y con la excusa de regular la cultura lingüística aragonesa, algunos se han pasado de frenada y han acabado haciendo en su propia casa lo que tanto denostaban en la casa del vecino. Pues eso, la paja en el ojo ajeno y la viga en el propio.